Las producciones o coproducciones españolas pueden lograr hasta un 50% de deducción fiscal sobre la inversión privada, canalizada a través de AIEs

Nuevos incentivos fiscales (II). Una invitación a coproducir e invertir en España

La reanudación del rodaje de la segunda temporada de la exitosa serie “Hierro” ha abanderado la vuelta a la actividad de la industria española tras el parón provocado por la pandemia del COVID-19.

Íntegramente grabada en la isla canaria del mismo nombre, esta coproducción de Movistar Plus y Portocabo con Atlantique Production y Arte Francia tiene acceso a una atractiva deducción fiscal del 50% para el primer millón invertido y un 45% de ahí en adelante.

La apreciable mejora de cinco puntos en los incentivos fiscales a la producción de cine, series, animación o documentales con participación española es una de las múltiples medidas aprobadas por el Consejo de Ministros del pasado 5 de mayo para impulsar las coproducciones y la reactivación del sector audiovisual.

Según el régimen común, las producciones o coproducciones españolas pueden deducirse el 30% del primer millón de euros de la base de deducción y el 25% del importe restante, con carácter retroactivo desde enero de 2020.

La Comunidad Canaria, como territorio insular y ultraperiférico, cuenta con un régimen económico y fiscal propio. En su caso, el incremento se sitúa en 20 puntos más que en el resto de España, al igual que ocurre con los incentivos fiscales para los rodajes internacionales.

El límite máximo de la base de deducción es ahora de 40 millones de euros en toda España, mientras el límite máximo de la cuota de deducción se establece en 10 millones de euros en la Península. En Canarias, esta cuota llegará a los 18 millones de euros tras la tramitación de una normativa específica.

La inversión en producciones españolas se canaliza a través de una Agrupación de Interés Económico (AIE), vehículo que se constituye como productor del proyecto.

La fiscalidad de Navarra y Euskadi


Las modificaciones introducidas por el Gobierno de España sobre los incentivos fiscales a la producción audiovisual no son de aplicación en el País Vasco y en Navarra, ya que estas regiones cuentan también con fiscalidad propia.

En el País Vasco, los incentivos fiscales se regulan en la normativa del impuesto sobre sociedades, cuya competencia normativa recae en los territorios forales de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa. Allí la aplicación de la deducción no tiene límite de cuota.

“Actualmente, en Euskadi el productor puede aplicar una deducción del 30%, a diferencia del Estado, donde la deducción del 30% se aplica sólo para el primer millón de la base de deducción. Incluso en los territorios forales de Álava y Guipúzcoa dicha deducción es del 40% para obras rodadas en euskera”, explica Ane Etxenausia, directora de Administración Tributaria del Gobierno Vasco.

Por su parte, Navarra ofrece un 35% de deducción por inversiones para el cine y la producción audiovisual. Un incentivo accesible tanto para los productores o co-productores como para las empresas que prestan sus servicios a productoras nacionales e internacionales, afectando siempre al impuesto de sociedades en forma de crédito fiscal.

El principal objetivo de estas deducciones fiscales es el de impulsar el establecimiento de un tejido industrial vinculado al audiovisual en la región.

Justo antes de la suspensión de rodajes provocada por la pandemia, Navarra acogía la grabación de las series de ficción “El Internado. Las Cumbres”, producción de Globomedia (The Mediapro Studio), Atresmedia Studios y Amazon Prime Video, y “3Caminos”, coproducción de Ficción Producciones, Beta Film y la Xunta de Galicia que Amazon Prime Video emitirá en casi todo el mundo.

También se rodaba a caballo entre Navarra y el País Vasco la película “Ilargi Gutziak. Todas las lunas”, una producción en euskera de Arcadia Motion Pictures, Kowalski Films, Pris&Batty Films e Ilargia Films en coproducción con Noodles Production (Francia), que Filmax distribuirá en España y en el mercado internacional.

Tras la reanudación, las tres producciones han concluido ya sus respectivos rodajes.

Otras producciones en Navarra, en una fase más incipiente en el momento de la pandemia, la serie de Tornasol FilmsAna” y los largometrajes “La Casa 15-16”, también de Tornasol, y “Espejo, espejo”, de Rodar y Rodar, han retrasado sus rodajes a los meses de julio y agosto.

“En total, Navarra tiene previsto acoger este año el rodaje de 13 largometrajes y dos series de televisión”, asegura Sara Sevilla, coordinadora de la Navarra Film Commission.

Para el rodaje de “Hierro”, la productora Portocabo “ha trabajado en la elaboración de un estricto protocolo de seguridad que finalmente fue validado por la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias”, asegura Natacha Mora, coordinadora de Canary Islands Film.

En Canarias, los incentivos fiscales para rodajes internacionales y producciones o coproducciones españolas son compatibles además con el 4% en el impuesto de sociedades que una empresa puede aplicarse si se instala en las Islas, en la denominada Zona Especial Canaria.

Según Mora, se trata de “un incentivo muy atractivo del que se están beneficiando, principalmente, empresas de animación y VFX que se han instalado en las islas en los últimos años”.