Use cookiesUtilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Al interactuar con nuestra web, autorizas su uso. Más información en Política de Privacidad y Cookies.

El boom de las series de ficción ha conducido a la industria española al momento más vibrante de su historia. Ahora, colosos como Atresmedia, Mediaset España y Mediapro intentan posicionarse como productores de contenidos globales.

España se mueve (I): Fuerte apuesta de los operadores tradicionales por la producción global de contenidos

Tradicionalmente, la ficción televisiva española ha contado con un alto nivel de demanda en el mercado local. En torno a las series ha ido creciendo una industria de producción que se ha visto impulsada por un éxito sin precedentes en el mercado internacional.

La calidad de estas producciones, con repartos y medios técnicos españoles, ha permitido a la industria asumir el rol de productor de referencia en el ámbito del contenido premium para el mercado de habla hispana.

El pasado año, “La Casa de Papel”, producción de Vancouver Media inicialmente emitida por Atresmedia, acabó convirtiéndose en la serie en lengua no inglesa más vista en la historia de Netflix. “Élite”, de Zeta Audiovisual, segunda serie original de Netflix en España, ha liderado durante varias semanas el ranking de series más vistas online en el mundo, que elabora Parrot Analytics.

Ambas producciones siguen la estela de otras anteriores como “Gran Hotel” o “Velvet” que en el pasado abrieron camino para el producto español en mercados internacionales, especialmente en Latinoamérica.

Crecimiento espectacular

El floreciente mercado SVOD ha contribuido al crecimiento espectacular en la producción de series. Así, Netflix, al mismo tiempo que inauguraba su hub de producción europea en sus estudios de la localidad de Tres Cantos, cerca de Madrid, anunciaba la preparación de cinco nuevas series en España.

Por su parte, Movistar +, el operador de TV de pago de Telefónica, proyecta subir su apuesta por la producción original de ficción que emprendiera en 2017, hasta unas 15 series al año.

Mientras tanto, los operadores líderes de la TV en abierto, Mediaset España y Atresmedia, tradicionales motores para el sector de producción en España, se han reinventado como estudios produciendo contenidos para terceros, intentando sacar ventaja competitiva de su experiencia y éxito en la generación de ficción.

“La Templanza”

Desde su presentación a principios de 2018, Atresmedia Studios ha sellado un acuerdo con Amazon para producir la serie original “La Templanza”, basada en la novela del mismo título de María Dueñas, autora de “El Tiempo entre Costuras”, cuya adaptación televisiva en 2013 supuso un gran éxito de audiencia y ventas internacionales para Atresmedia y Boomerang TV.

En este tiempo, Atresmedia Studios se ha asociado también con los creadores de “La Casa de Papel”, Álex Pina y Esther Martínez Lobato, para producir el thriller de Movistar + “El Embarcadero”, con destacadas ventas internacionales a través de Beta Film. Además, Atresmedia Studios ha coproducido junto a Onza Entertainment la serie romántica “Pequeñas Coincidencias” para Amazon Prime Video.

Lanzamiento en MipTV

La reciente edición del MipTV de Cannes sirvió como puesta de largo internacional de Mediterráneo Audiovisual, la nueva marca de Mediaset España que integra sus actividades de ventas, adquisiciones y producción, bajo el liderazgo de Ghislain Barrois.

Entre las compañías del grupo figura Alea Media, fruto de una alianza con Aitor Gabilondo, que ya creó “Vivir sin Permiso”, adquirida por Netflix para su emisión global, y produce ahora “Patria”, primera serie original de HBO en España.

Una de las nuevas series comercializadas por Mediterráneo, la comedia “Señoras del (H)ampa”, producción de la participada Mandarina, logró el Premio MIPDrama Buyers Coup de Coeur en la víspera del reciente MIPTV, galardón al que también optaba “Brigada Costa del Sol”, una coproducción de Mediaset España con Warner Bros Intl. TV y Netflix.

Retener propiedad intelectual

Mediapro produce series premium internacionales desde 2014, con títulos como el aclamado “The Young Pope” y su secuela, “The New Pope”, en asociación con Sky y HBO.

En marzo, Mediapro lanzó The Mediapro Studio, iniciativa orientada a la coproducción de contenidos de alcance global con la aspiración de retener total o parcialmente la propiedad intelectual de los mismos. El estudio ha puesto ya sobre la mesa 34 series de ficción que se encuentran actualmente en producción, fruto de una frenética política de alianzas estratégicas con operadores internacionales como Televisa, Viacom International Studios, Disney, Turner o Vice.